la fundación abracadabra

Érase una vez

Érase una vez, unos niños que creían en la Magia con mayúsculas. No sólo en magos, hadas y duendes, en varitas y chisteras, en hechizos y pócimas, en animales que hablan y humanos que vuelan, sino también en la Magia de la Solidaridad...

default image

La Magia que mueve montañas y conmueve hasta los corazones más endurecidos, la que te deja un buen sabor de alma y una sonrisa en los ojos, la que une sueños y voluntades y hace posibles las utopías, la que imagina, crea y construye imposibles... Esos niños, que soñaban cada noche y despertaban cada día con la Magia, se convirtieron en unos adultos empeñados en conseguir un mundo mejor: más justo, más limpio, más feliz, más solidario, más mágico... Decidieron que había que hacer algo para convertir ese sueño en realidad, y fundaron la Fundación Abracadabra de Magos Solidarios. Su lema: regalar Magia con toda la ilusión.

Para unirse a ellos, buscaron a los mejores magos del mundo, esos que son mucho más que artistas: actúan en un lugar donde no hay focos ni telón (hospitales, centros de discapacitados, residencias de ancianos...).  Y ante un público muy especial: enfermos que no se sienten bien, y sus padres, hermanos, abuelos...  que están angustiados, preocupados; niños y jóvenes discapacitados que se sienten diferentes sin entender por qué; ancianos que sufren la soledad y el olvido...

Los magos solidarios conocen el poder terapéutico de la magia y saben perfectamente cómo hacer desaparecer la desesperación, el desánimo, la tristeza…  Junto a ellos, todos cuantos formamos la Fundación Abracadabra trabajamos para darle algún sentido al dolor de esos pacientes y de sus familiares, que necesitan la Magia por encima de todas las cosas: para no perder la esperanza, para luchar, para seguir adelante cuando fallan las fuerzas, para mantener la sonrisa en la cara cuando el corazón llora o para encontrar un poco de consuelo cuando ya todo está perdido.

En la Fundación Abracadabra sabemos que LA MAGIA con mayúsculas no es ningún cuento: es la Magia que no tiene truco ninguno, la Magia de la Solidaridad, y desde aquí os animamos a todos a practicarla. Sigue navegando por nuestra web y descubrirás cómo puedes hacerlo.

Que la magia te acompañe.